Los puertos mas duros del mundo ciclismo

Paso de gavia

Esta competición, que, como su nombre indica, se celebra en Italia, y a veces algunas etapas también se celebran en países vecinos. El Giro tiene un sistema de duración de tres semanas en las que se desarrollan las diferentes etapas de la competición.

Al hablar del Giro, también hay que mencionar las montañas y sus difíciles puertos que todos los participantes deben alcanzar cada año para completar las etapas de la carrera. En el Giro de Italia nunca ha existido la misma catalogación de puertos que en el resto de las carreras que van de más fácil a difícil (Especial, 1º, 2º, 3º…) sino que se ha hecho por colores, siendo el azul el puerto más difícil. alto, el verde para el puerto de la etapa final y el rojo, amarillo y gris para los puertos de mayor a menor dificultad.

Uno de los mayores atractivos del Giro, además de su celebración en un país tan espectacular y popular como Italia, es su selección de puertos de montaña que no deja indiferente a nadie. La gran variedad de zonas montañosas italianas favorece la elección de los puertos y hace que cada año se alternen de una forma que nunca es la misma.

Las subidas más duras del ciclismo en francia

Utilizadas regularmente por el Tour de Francia, cada verano atraen a ciclistas de todo el mundo. Sin embargo, para seguir la estela de los grandes campeones del ciclismo se necesita al menos algo de entrenamiento, pero los impresionantes paisajes que se descubren por el camino hacen que el esfuerzo merezca la pena.

A pesar de haber participado una sola vez en el Tour de Francia (en 2012), el Col du Grand Colombier es formidable. Sus cuatro rutas de acceso representan una subida de casi dos horas para el ciclista medio: 15,9 kilómetros al 7,87% desde Artemare; 18,3 kilómetros al 6,89% desde Culoz; 15,7 kilómetros al 7,97% desde Anglefort y 19,2 kilómetros (al 6,75% en los últimos 15 kilómetros) desde Champagne-en-Valromey. Este gigante del Jura, situado en el límite del departamento de Saboya, ofrece desde su cima unas vistas impresionantes del lago del Bourget.

Situado cerca de la estación de esquí de Peyragudes, el Col de Peyresourde se caracteriza por el manto de musgo que cubre los pastos alpinos por los que serpentea su carretera. Según el antiguo director del Tour de Francia, Jean-Marie Leblanc, «esta subida da ganas de acostarse y dormir en la hierba, junto a las ovejas y las vacas». Subida 65 veces por los competidores del Tour de Francia, ofrece un tramo de 9,9 kilómetros en el lado oeste (con una inclinación media del 6,6%) y 15,3 kilómetros en el lado este (con una inclinación media del 6,1%). Pero cuidado, su pendiente irregular (con tramos del 12% en cada lado) y las frecuentes rachas de viento hacen de esta subida una operación más delicada de lo que sugieren los números.

La etapa del tour de francia más dura de la historia

El punto de elevación más alto jamás alcanzado en el Tour de Francia es de 2.802 m en la carretera de circunvalación Cime de la Bonette en los Alpes (a partir de 2019[actualización]), visto aquí desde el ascenso norte del puerto de montaña Col de la Bonette.

El Tour de Francia es una carrera ciclista masculina anual de múltiples etapas que se celebra principalmente en Francia, generalmente considerada la carrera ciclista más famosa del mundo.[1] Fue fundada por el periodista deportivo francés y ex ciclista profesional de carretera Henri Desgrange, que se convirtió en el primer director de la carrera.[2] Le apasionaba llevar el Tour hasta los puntos de mayor elevación alcanzables en los Alpes y los Pirineos utilizando las rutas más difíciles.[3]

El punto más alto del primer Tour de Francia en 1903 fue la cima del puerto de montaña Col de la République, de 1.161 metros de altura, en la zona del Mont Pilat, en la región del Macizo Central. El año siguiente el recorrido fue idéntico, pero en 1905 y 1906 el Tour se adentró en los Alpes, en particular en los Alpes del Dauphiné, y subió al Col Bayard, a 1.264 m de altura. El Tour de 1907 llevó la carrera más alto, hasta los 1.326 m (4.350 pies) con el Col de Porte en las montañas de la Chartreuse. Este punto volvió a ser el más alto durante los dos Tours siguientes[4].

Monte ventoux

Hay belleza en la pura tortura física y mental de subir una colina en bicicleta. Es, literalmente, algo que se supera y se conquista. Por eso, algunas carreteras y montañas de todo el mundo son legendarias para los ciclistas. Tanto si las temes como si las amas, éstas son las 30 colinas más brutales del mundo que debes tachar de tu lista de deseos. [¿Quieres volar por las colinas? Climb! de Fit Chick Selene Yeager te da los entrenamientos y las estrategias mentales para conquistar tu pico más cercano, maillot de lunares no incluido].

Distancia: 27,5 millasSubida vertical: ~6.500 piesSituada en uno de los famosos «fourteeners» de Colorado (montañas que besan el cielo por encima de los 14.000 pies de aire enrarecido), la Mount Evans Scenic Byway es la carretera pavimentada más alta de Norteamérica. La distancia y el aire enrarecido la sitúan entre las más difíciles de recorrer.

Distancia: 28,5 millasSubida vertical: ~6.200 piesMiles de ciclistas peregrinan cada año hasta esta poderosa subida, que es una de las favoritas entre los campos de entrenamiento profesionales. La pendiente media es de sólo un 4,1%, pero es más pronunciada cerca de la cima, al llegar a ella. El paisaje, que incluye miles de icónicos cactus saguaro y espectaculares formaciones rocosas, es insuperable.