Marcas alemanas de bicicletas

Las mejores marcas alemanas de bicicletas de carretera

Desde nuestra sede en Berlín desarrollamos nosotros mismos nuestros cuadros, así como muchos de nuestros componentes. Por lo tanto, la fabricación y la elección de las piezas adicionales es muy importante para nosotros. Nuestro objetivo es ofrecer la máxima calidad de fabricación, por lo que la producción y el montaje de nuestras bicicletas se ajustan a unos estándares tan elevados.

Desde el primer día hemos construido nuestras bicicletas exclusivamente en torno a la transmisión por correa Gates Carbon Drive. A lo largo de los años, hemos podido aprovechar nuestra experiencia con las exigencias especiales de la tecnología de transmisión de carbono. Creemos que la transmisión por correa ofrece el complemento óptimo, casi sin mantenimiento, para las bicicletas urbanas: sin grasa, sin aceite, sin estiramiento y con una conducción silenciosa.

No sólo nos centramos en el diseño, sino también en el valor y la durabilidad. Siempre hemos ampliado y desarrollado nuestra gama de productos teniendo en cuenta la sostenibilidad y la razón y sólo hemos cambiado pequeños detalles para mejorar la longevidad de la bicicleta. Vemos nuestras bicicletas como clásicos duraderos y atemporales, y queremos que nuestros clientes se diviertan con su bicicleta Schindelhauer durante muchos años.

Wilier triestina

Con sus marcas de bicicletas Kalkhoff, FOCUS y Raleigh, Derby Cycle es el mayor fabricante de bicicletas de Alemania en términos de ventas. Además, Derby Cycle ofrece otras soluciones de movilidad con la marca de leasing lease-a-bike y el producto de seguro para bicicletas eléctricas protect-a-bike. En la planta de Cloppenburg, en el norte de Alemania, se producen varios cientos de miles de bicicletas al año, incluidas más de 100.000 bicicletas eléctricas.

Esto convierte a Derby Cycle en el líder del sector en Alemania. Sin embargo, la amplia gama de productos también incluye bicicletas de montaña, de carretera, de trekking, de ciudad, de cross y para niños de alta calidad.

El Made in Germany forma parte de la filosofía de la empresa: en 1919, Heinrich Kalkhoff, un cartero rural de 16 años, fundó la marca Kalkhoff en el actual centro de producción de Derby Cycle y la convirtió en una marca de bicicletas con presencia internacional. Al principio vendía piezas de bicicleta y, poco después, empezó a fabricar sus propios cuadros, por lo que ya en 1927 salían de la planta de producción bicicletas completas. En los años 50, se benefició del auge de las bicicletas en Alemania. Desde que Derby Cycle adquirió Kalkhoff en 1988, la marca Kalkhoff, con sus bicicletas y, sobre todo, sus e-bikes, se ha convertido en el claro líder del mercado.

Marcas de bicicletas alemanas de época

@JohSch : No producimos nuestras cosas en Alemania, eso es correcto. He vivido en Taiwán durante varios años, y hemos construido nuestra propia línea de producción en Taiwán. Así que cada poste y cada silla – cada producto – se ensambla en nuestras propias instalaciones con nuestro propio equipo, así que sé exactamente a quién culpar si algo se estropea. Todas estas marcas representan a pequeñas empresas con un gran espíritu y grandes productos, que destacan en comparación con las cosas de los conocidos «grandes jugadores».

@Sacki: Sé que Vecnum e Intend compran algunos tubos en Taiwán porque no consiguen la calidad deseada en Alemania. Pero siguen fabricando las piezas en Alemania y el montaje también se hace en Alemania.Aparte de eso y de los productos Newmen (aparte de los bujes) no me consta que ninguna marca de esta lista no fabrique en Alemania.

Cannondale

El mercado de la bicicleta en Alemania lleva mucho tiempo disfrutando de un desarrollo dinámico. La bicicleta es un medio de transporte muy popular tanto en las zonas urbanas como en las rurales, y los niños pequeños que aprenden a montar en bicicleta están firmemente arraigados en la cultura nacional. Alemania cuenta con una gran variedad de rutas ciclistas escénicas, pero estar atento a los carriles bici en la ciudad es algo cotidiano tanto para los ciclistas como para los peatones. Muchos ciclistas valoran las múltiples ventajas que aporta la bicicleta: la actividad física, el ahorro de dinero al renunciar a los desplazamientos en transporte público o en coche, y el aspecto ecológico. De hecho, el uso de la bicicleta figuraba en la lista de acciones emprendidas por los alemanes para garantizar la sostenibilidad a través de su comportamiento personal.

Entre los modelos de bicicletas, las e-bikes representaron la mayor parte de los ingresos por ventas de bicicletas, con casi el 39% en 2020. Otros modelos que ocuparon los tres primeros puestos fueron las bicicletas de trekking y las bicicletas de ciudad/urbanas. Las bicicletas eléctricas suelen considerarse más fáciles de conducir debido a que están impulsadas por una batería y un motor, aunque los ciclistas siguen teniendo que utilizar los pedales. La batería se carga eléctricamente. De media, en 2020 una bicicleta en Alemania costaba 1.279 euros.